martes, 11 de febrero de 2014

Dorothea Tanning - Pintora, Ilustradora, Escultora, Escritora Estadounidense

Dorothea Tanning - Nació en Illinois, el 25 de agosto de 1910 / Nueva York, 31 de enero de 2012. Diseñó también decorados y trajes para ballet y teatro. Esposa de Max Ernst. Vivió en París durante veintiocho años. Conoció al pintor alemán Max Ernst en 1942 con quien se casó cuatro años más tarde (su cuarta esposa, tras Luise Straus-Ernst en 1918, Marie-Berthe Aurenche en 1927 y Peggy Guggenheim en 1942). Ernst la introdujo en el grupo de los surrealistas. Su obra más conocida, Eine kleine Nachtmusik (una oscura pintura llena de simbolismo, irónicamente llamada igual que la alegre serenata de Mozart), muestra sus vínculos con el grupo, aunque más tarde su estilo artístico pasó a ser impresionista. En 1946 se casa con Max Ernst en una doble boda junto con la pareja Man Ray (fotógrafo) y su novia, Juliette Browner. Vivió y trabajó en la ciudad de Nueva York donde también escribió poesía. Falleció en su casa de Manhattan.










































































Poemas

Mujer saludando a los árboles

Lo normal es que nadie
se dé cuenta al principio.
Me ha dado por maravillarme
de los árboles del parque.
Algo puedo deciros:
son hermosos
y lo saben.
También están exhaustos,
cientos de años
atascados en el mismo lugar:
hermosos paralíticos.
Cuando estoy a sus pies
sienten que los observo,
miran cómo agito mi necia
mano, y envidian la alegría
de ser un blanco móvil.

Los ociosos que pueblan los bancos
empiezan a fijarse.
«Hay gente para todo…»,
se oye decir.
Muchos tienen los ojos
perdidos en el suelo,
como si de verdad no hubiera nada
que mirar, hasta que
ahí va esa mujer
saludando a las ramas
de estos viejos árboles. Alzad
la frente, amigos, mirad arriba,
puede que veáis más
de lo que nunca os pareció posible,
justo ahí donde algo
la saluda tal vez para decirle
que ha visto lo maravilloso.

Cero 

Ahora que la moneda legal
              ha perdido su ternura,
y su legalidad misma 
          está tan a menudo en cuestión, 
tal vez sea hora de considerar
     el cero- 
largas filas de ellos,
          círculos vacíos, negros en grupos 
de tres, presididas por un número
                          o dos. 
Admirados, incluso venerados, 
 estos ceros
             de dinero imaginario 
capturan
            la mirada abierta de los inocentes 
como la visión de un paraíso terrenal.

Ahora el cero tiene
un nuevo nombre:
               La Economía. 
En cuanto que terrenal 
             paraíso- bien ...



Artista, una vez

Érase un cuarto de alquiler.

Con un catre y una ventana,
alcanzaba para soñar,

para un hecho asombroso como
estar al fin, y sin lugar a dudas,

en Nueva York, alcanzaba
para guardar, como en un embarazo,

esas telas aún no pintadas
del porvenir. Incandescentes,

tomándose su tiempo para
llegar, para salir de su interior,

rezumando metamorfosis
en la cálida oscuridad,

esperaban y prometían.
Pasó el tiempo. Hundida en el ahora,

ya no está tan segura.
Comparado a lo que anillaba

su intelecto antes de la prueba,
antes del simple logro

fácil, seguro –ah, qué botín
de vida aún por saborear,

por definir–, el resto...

































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el que hacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhiben, las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario