jueves, 29 de octubre de 2015

Cuento Anónimo Hindú - El néctar que se convierte en veneno

   Un hombre llevaba muchas horas viajando a pie y estaba cansado y sudoroso bajo el sol implacable del día.

   Extenuado, se echó a descansar bajo un árbol. El suelo estaba duro y el hombre pensó en lo agradable que sería tener una cama mullida en la que reposar. 

   Era aquél un árbol celestial que hacía los pensamientos realidad, así que la cama le fue concedida al exhausto viajero.   

    Acostado en la agradable cama, pensó ahora que sería muy grato para sus cansadas piernas que una joven le proporcionase un masaje sobre ellas, y en seguida una joven estaba aliviando la tensión de sus piernas.

   Bien descansado, el hombre sintió hambre y pensó lo gratificante que sería poder degustar una opípara comida. Surgieron los alimentos y el viajero comió hasta saciarse. 

   Se sentía feliz. Había reposado, una bella mujer le había proporcionado un agradable masaje y había llenado su estómago. 

   De repente le asaltó un pensamiento: «¡Mira que si un tigre me atacara ahora!» El pensamiento se hizo realidad. Apareció un feroz tigre que se echó sobre él y lo devoró.

   En todo placer hay una sombra de dolor. Con frecuencia la búsqueda frenética del placer desemboca en el dolor. Goce y sufrimiento son las dos caras de una misma moneda. De alguna manera el dolor está siempre a la vuelta de la esquina. 

   Si todo tu tiempo lo empleas en hallar placer, no te prepararás para superar el sufrimiento. 

   El sabio se sitúa más allá del dolor y del placer. No busca el goce, sino el gozo, que es el establecimiento en su propio ser central. Busca el medio, la armonía, la ecuanimidad. Ecuanimidad es uniformidad de ánimo ante el placer y el dolor. El sabio desconfía por igual de ambos.  

FIN

El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el que hacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhiben, las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario