jueves, 16 de febrero de 2017

Nikos Economopoulos - Fotógrafo Griego

Nikos Economopoulos – Nació en Kalamata, en 1953, estudió derecho en la universidad y trabajó como periodista. Comenzó a fotografiar a los 25 años cuando un amigo en Italia le mostró un libro de la obra de Henri Cartier-Bresson, que tuvo un impacto que fue instantáneo y duradero. Cartier-Bresson "me mostró una nueva manera de ver las cosas... Lo que vi en su obra no fue sólo la geometría y la composición, sino una especie de ambigüedad".

Durante unos ocho o nueve años fotografió los fines de semana y durante las vacaciones, siempre de una manera seria, trabajando de la mañana a la noche. Ya en 1984, dice Economopoulos, "me molestaba ideológicamente que los griegos y los turcos fueran enemigos", y visitó Turquía para tomar fotografías. "Ningún griego en ese momento iría a Turquía de vacaciones", escribe, y sus amigos griegos eran incrédulos; Pero él se sintió en Turquía como en casa, donde la atmósfera "era exactamente la misma que cuando yo era un niño en los años 60". Mucho más tarde, él agregaría que Grecia y Turquía occidental habían substituido tabernas por McDonald's, mientras que el este de Turquía todavía conserva los valores del pasado.

En 1988, terminó su trabajo como periodista y partió en una encuesta fotográfica de dos años de Grecia y Turquía. Fue alentado a unirse a Magnum Photos por el fotógrafo griego-americano Costa Manos, y se convirtió en un miembro asociado en 1990 y, después de su trabajo en Albania, Bulgaria, Rumania y la ex Yugoslavia, un miembro de pleno derecho en 1994. Sus primeros trabajos le dieron el Premio Mother Jones de 1992 a la Fotografía Documental.

En 1993, Frank Viviano, escribió que: Economopoulos dice que su intención es documentar la existencia de lo que él llama el "hombre balcánico": unir los esqueletos de una identidad colectiva en una región cuyas convulsiones históricas han convertido su nombre en sinónimo de diferencias implacables. Parecería ser un error de un tonto. Pero casi cualquier persona que haya cruzado la red de fronteras y fronteras del loco que se extiende sobre los Balcanes, desde Estambul hasta la frontera italiana, es probable que esté de acuerdo con la premisa de Economopoulos y reconozca en su trabajo las contradicciones que resumen la verdad balcánica.

Con el apoyo de los Hermanitos de los Pobres, en 1994 fotografió a los gitanos en Grecia, y en 1995 / 96 los mineros de lignito y los musulmanes en Grecia. En 1997 / 98 se concentró en las personas que vivían en la "Línea Verde" que separaba el norte de Chipre, la migración ilegal a través de la frontera entre Albania y Grecia, y los jóvenes en Tokio; Y durante los próximos dos años los albaneses que huyen de Kosovo. También trabajó en una comisión de la universidad del Egeo en el storytelling en la región

Estaba insatisfecho con la asignación en Japón, ya que se sentía incapaz de comunicarse con la gente y estaba tan alejado después de tres semanas de trabajo como lo había sido a su llegada. Por el contrario, escribe que "prefiero pasar mi tiempo en mi rincón del mundo, el sur de Europa y el oeste de Asia, donde entiendo los códigos y puedo hacer conexiones". Esto no significa que los Balcanes sean un país abierto Libro a él: también ha escrito de las paradojas aparentes en Albania; y también a través de los Balcanes, donde las caras pueden ser tristes incluso en banquetes de boda.

Las fotografías de Turquía le valió el Premio Abdi İpekçi en 2001 por la promoción de la amistad entre Turquía y Grecia. Dolorosamente consciente de la amargura que a menudo se alienta tanto en Grecia como en Turquía hacia el otro, ha escrito con aprecio la bienvenida personal que le han dado los turcos que conoce.

Sus fotografías han sido publicadas en The Guardian, The Independent, Le Monde, Libération, New York Times, El País y Die Zeit. Siente que no hay futuro en el fotoperiodismo. Hay una pérdida de calidad en las fotografías en los periódicos, y Robert Capa no tomaría fotografías si vivía hoy. Pero él admite que Abb







































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el quehacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhibe las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.
                                                                                                                                          
Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario