jueves, 27 de abril de 2017

Francesco Primaticcio – Pintor, Arquitecto, Escultor Italiano

Francesco Primaticcio – Nació en Bolonia, el 30 de abril de 1504 / Fontainebleau, 1570; fue un artista manierista, que pasó la mayor parte de su carrera en Francia. Se le llamó il Bologna y también, il Primaticcio. Se formó con Giulio Romano en Mantua y se convirtió en alumno de Innocenzo da Imola, ejecutando las decoraciones del Palazzo Te de dicha ciudad italiana antes de procurarse un puesto en la corte de Francisco I de Francia en 1532. Junto al fuerte clasicismo de Giulio Romano, tuvieron una clara influencia sobre él las obras juveniles de Parmigianino, con su mórbida y refinada elegancia.

Junto a Rosso Fiorentino fue uno de los artistas que lideró la obra del Palacio de Fontainebleau; donde él se encuentra dentro del grupo llamado Primera Escuela de Fontainebleau, pasando allí gran parte de su vida. A la muerte de Rosso en 1540, asumió el control de la dirección artística de Fontainebleau, proveyendo de dibujos a los pintores y estuquistas de su equipo, como Niccolò dell'Abbate.

Realizó cartones para tapices y como todos los artistas cortesanos del siglo XVI, realizó las efímeras decoraciones para las mascaradas y fiestas, de los que sólo se conservan los dibujos preparatorios y a veces, grabados. Francisco confiaba en su criterio y lo envió de vuelta a Italia para realizar compras en 1540 y de nuevo en 1545. En Roma, parte del encargo fue sacar moldes de las mejores esculturas romanas en la colección papal, algunas de ellas en bronce, para decorar los parterres de Fontainebleau.

Conservó el cargo de pintor de la corte con los herederos de Francisco, Enrique II y Francisco II. Sus obras maestras, la Sala de Hércules en Fontainebleau, les ocuparon a él y su equipo desde los años 1530 a 1559.

Las populosas composiciones manieristas y su canon de belleza, de piernas alargadas, influyó el arte francés durante el resto de siglo. Primaticcio se dedicó a la arquitectura al final de su vida. Su mayor obra es la Capilla Valois en la Basílica de Saint-Denis, aunque no se completó hasta después de su muerte y fue destruida en 1719.

Los frescos y buena parte de los estucos realizados por Primaticcio en el castillo de Fontainebleau, se han destruido, dañados de forma irremediable y desfigurados por varias restauraciones.

Entre las obras perdidas, sobresale una serie de murales sobre Los trabajos de Ulises, realizada según diseños del maestro por Niccolò dell'Abbate. Resultaron destruidos hacia 1739, pero al menos subsiste una serie de grabados realizados por Theodor van Thulden un siglo antes.

Se le atribuyen el Pabellón de Pomona, en la Galería de Ulises, así como trabajos en la Galería de Enrique II y en la capilla de los Guisa.

Entre sus obras no decorativas pueden citarse el Rapto de Helena, Museo Bowes de Barnard Castle y Ulises y Penélope, datados en el segundo de los dos viajes a Italia del artista en 1563.








































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el quehacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhibe las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.
                                   
Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario