viernes, 23 de junio de 2017

Ricardo Güiraldes - Nocturno

La amenaza había quedado en Roberto como un presagio de desgracia.
-Sí, humílleme; pero algún día, si Dios quiere, nos hemos de encontrar cara a cara.
Bah, no era el primer caso… fanfarronadas de paisano.
Roberto era hombre de afrontar un peligro, y no hizo caso del consejo: “Mire, patroncito, que es mal bicho”.
Volvía del pueblo: dos leguas cortas.
La noche era obscura, agujereada de mil estrellas.
El caballo galopaba libremente, depositada la confianza del jinete en instinto seguro.
A treinta cuadras de las casas los cardos dejan un estrecho espacio; es el mes de noviembre y se alzan, rígidos, mirando al cielo con sus flores torturadas de espinas.
Algo se movió en el camino.
Abriose el cardal y un bulto ágil saltó hacia e1 caballo, que, desesperadamente, trató de esquivarse con estrépito de cardos pisoteados.
Se debatió queriendo desasirse de la mano que, hacia atrás, le empujaba venciendo sus garrones; pero perdió apoyo en una zanja, arrastrando en su caída al jinete, que quedó aprisionado: una pierna apretada por su peso.
Palabras de injuria vibraron en el tropel producido por la lucha.
Roberto tiró al bulto, que retrocedió con una imprecación.
Había tocado: tenía ahora que ganar tiempo, salir de la posición en que se hallaba.
El caballo, libre un momento, se levantó, proyectando su jinete a distancia. Este quiso recobrar el equilibrio, pero fue tarde.
El bulto, que no había hecho sino retroceder, volvía a la carga con mayor impulso.
Recibió el golpe en pleno vientre.
Se supo muerto; un gesto de dolor le dobló como gusano partido por la pala, largó el revólver, asiendo de ambas manos la que le hundiera el hierro hasta la guarda y la retuvo para evitar un segundo encontronazo, ya aterrorizado, la cabeza vaga, sintiendo la muerte en el vientre.
Un chorro de sangre los bañaba, uniéndolos en su viscosidad roja.
Hubo el ruido de dos respiraciones, entremezcladas en esfuerzo de angustiosa lucha.
El hierro ahondó la herida con el movimiento, despedazó la carne, abrió un boquete como cloaca que bañó de inmundo vómito cuatro manos crispadas sobre la misma empuñadura.
Y el cuerpo de Roberto tambaleó vacío de vida, cayó con un son fláccido, los ojos inmensos de terror, la boca abierta en aullido prolongado como un canto.
No humano, el vengador miró esos ojos sin vida y gruñó con voz que era estertor:
-Te la había jurao.
Y fue la dureza del hierro que choca entre los dientes, con ruido repetido y mate, la última convulsión desesperada hacia la vida, una explosión sorda y el sonido blando de una cabeza que cae sobre la tierra.
La sombra corrió hacia el cardal, luego volvió adherida a otra más grande.
El cadáver yacía, inerte, en actitud de descanso.
Sobre su vientre, el enorme desgarro de ropa y carne, mientras una mancha negruzca hacía, en torno a su cabeza, como una aureola de martirio.
Tembloroso, el caballo del matador olfateaba la tragedia; pero fue tranquilizado por las palabras sarcásticas:
-No se asuste, amigo, que ese ya no ofiende a naides.
Y el silencio, por breve tiempo roto, impuso su eternidad.
Un rebencazo sonó seco, y el matador, en brusca carrera, fue desapareciendo como diluido en la oscuridad.
Al poco quedaba un movimiento de sombra en la sombra; pronto, nada.
Y del golpe sobre el camino endurecido, un eco llegó sonoro.
FIN
Cuentos de muerte y de sangre, 1915
El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el quehacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhibe las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.
                                   
Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.

Emzar khabuliani – Pintor Georgiano

Emzar khabuliani - Nació en la Republik de Georgia, el 2 de enero de 1963. Finalizó la escuela secundaria en la High School en 1979. Como un joven él y su hermano Zaza, dejaron su hogar para perseguir sus sueños de convertirse en artistas profesionales. Los hermanos hicieron a su manera las luces grandes de la ciudad y concurrieron a la famosa academia del arte de Tbilisi. Se graduó en la academia de Tbilisi de las artes en 1985 y su calificación es de artista, diseñador, pintor.

Sus exposiciones incluyen: Limmassol. Galería ICC de Chipre en 1993F; Galería Pirosmani de Tbilisi en 1995; Arte MANEJ Galería de Moscú en 1996; Galeria Vostochney de Moscú en 1997; Hotel des Ventes Rims, Francia en 2000; Galería Clemente de Suiza en 2004; Galería Kraft – Pavlova, Rusia en 2015 y New York Art Expo en New York en 2016.








































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el quehacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhibe las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.
                                   
Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.

Boyko Mitrov Boyo – Escultor Búlgaro

Boyko Mitrov-Boyo – Nació en Studena, en 1954. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Sofía. En 1982 se graduó en Escultura con el Prof. Ilia lliev. Ha comenzado a exponer de manera colectiva en 1982 e  individualmente en 1984; lo ha hecho en Bulgaria, Alemania, Holanda, Polonia, Hungría, Suiza, Italia, Francia, Austria, República Checa 1986 Bienal "Deporte y Arte", Barcelona, etc.







El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el quehacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhibe las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.
                                   
Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.

Paul Augustus Martin – Fotógrafo Británico de origen Francés

Paul Augustus Martin – Nació en Herbeuville, Alsacia Lorena, el 16 de abril de 1864 / Londres, 7 de julio de 1944. A la edad de dieciséis años fue aprendiz de un grabador de madera. Tomó la fotografía como un pasatiempo en 1884, aunque trabajaba como grabador, usando una cámara de mano Fallowfield Facile para tomar instantáneas inusuales de los Victorians que se bañaban, remando, o jugando en la arena en Yarmouth en 1892, Londres, V & A. La cámara, camuflada como un paquete de papel marrón, se sostuvo bajo el brazo; encajonó el suyo en cuero y mejoró su mecanismo. Grabó la vida callejera en Londres tomando fotografías de los vendedores de sorbete y agua, los porteadores de pescado Billingsgate y la policía haciendo una detención. En 1896 obtuvo la medalla de oro de la Royal Photographic Society por su fotografía nocturna pionera. Esto precedió a las escenas más conocidas de Nueva York de Alfred Stieglitz. Martin's Eros en Piccadilly Circus de 1896, Austin, U., TX, Humano Res. Cent., Gernsheim Col. requirió una exposición de 15 minutos con la lente protegida de las luces de tráfico. Presentó estas como diapositivas de linterna, de color amarillo y azul para aumentar el efecto de las farolas de gas. Su obra proporciona un vínculo entre el pictorialismo del siglo XIX y el realismo del siglo XX.





































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el quehacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhibe las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.
                                   
Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.