martes, 31 de diciembre de 2013

Alexandre Monntoya - Pintor Colombiano

- Alexandre Monntoya – Nació  en Roldanillo (Valle) el 16 de Enero de 1974. Los conceptos básicos de la perspectiva los aprende en el colegio INEM de la ciudad de Pereira donde se gradúa como Bachiller Industrial. En 1994 abre una pequeña galería en la ciudad de Cali y empieza a involucrarse mas en el dibujo al estar mas en contacto con los artistas de la zona. Cada día se siente más motivado a pintar "dice" porque sabe que tiene facilidad con el pincel y porque su corazón se hincha de alegría y de paz al estar en contacto noche a noche con la pintura. Participa en algunas exposiciones y con 24 años en un concurso gana el primer premio de pintura al talento joven Vallecaucano. En el año 2001 decide cerrar su galería en Colombia e ir a España para crecer como artista.  Pasando por momentos difíciles y al transcurrir de los días es consciente de todo lo que tiene que evolucionar y cambiar para así lograr hacer historia como es su deseo de ser uno de los más grandes pintores de la actualidad. 




































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el que hacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhiben, las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado. 

lunes, 30 de diciembre de 2013

Richard Matheson - Lemmings

¿De dónde vienen? - preguntó Reordon.

- De todas partes - replicó Carmack.

Ambos hombres permanecían junto a la carretera de la costa, y, hasta donde alcanzaban sus miradas, no podían ver más que coches. Miles de automóviles se encontraban embotellados, costado contra costado y parachoques contra parachoques. La carretera formaba una sólida masa con ellos.

- Ahí vienen unos cuantos más - señaló Carmack.

Los dos policías miraron a la multitud que caminaba hacia la playa. Bastantes charlaban y reían. Algunos permanecían silenciosos y serios. Pero todos iban hacia la playa.
- No lo comprendo - dijo Reordon, meneando la cabeza. En aquella semana debía de ser la centésima vez que hacía el mismo comentario -. No puedo comprenderlo.

Carmack se encogió de hombros.

- No pienses en ello. Ocurre. Eso es todo.

- ¡Pero es una locura!

- Sí, pero ahí van - replicó Carmack.

Mientras los dos policías observaban, el gentío atravesó las grises arenas de la playa y comenzó a adentrarse en las aguas del mar. Algunos empezaron a nadar. La mayor parte no pudo, ya que sus ropas se lo impidieron. Carmack observó a una joven que luchaba con las olas y que se hundió al fin a causa de su abrigo de pieles.

Pocos minutos más tarde todos habían desaparecido. Los dos policías observaron el punto en que la gente se había metido en el agua.

- ¿Durante cuánto tiempo seguirá esto? –preguntó Reordon.

- Hasta que todos se hayan ido, supongo –replicó Carmack.

- Pero..., ¿por qué?

- ¿Nunca has leído nada acerca de los Lemmings?

- No.

- Son unos roedores que viven en 1os Países Escandinavos. Se multiplican incesantemente hasta que acaban con toda su reserva de comida. Entonces comienzan una migración a lo largo del territorio, arrasando cuanto se encuentran a su paso. Al llegar al océano, siguen su marcha. Nadan hasta agotar sus energías. Y son millones y millones.

- ¿Y crees que eso es lo que ocurre ahora?

- Es posible - replicó Carmack.

- ¡Las personas no son roedores! -gritó Reordon, airado.

Carmack no respondió.

Permanecieron esperando al borde de la carretera, pero no llegó nadie más.

- ¿Dónde están? - preguntó Reordon.

- Tal vez se hayan ido.

- ¿Todos?

- Esto viene ocurriendo desde hace más de una semana. Es posible que la gente se haya dirigido al mar desde todas partes. Y también están los lagos. Reordon se estremeció. Volvió a repetir:

- Todos...

- No lo sé; pero hasta ahora no habían cesado de venir.

- ¡Dios mío...! -murmuró Reordon.

Carmack sacó un cigarrillo y lo encendió.

- Bueno - dijo -. Y ahora, ¿qué?

Reordon suspiró:

- ¿Nosotros?

- Ve tú primero -replicó Carmack-. Yo esperaré un poco, por si aparece alguien más.

- De acuerdo.

Reordon extendió su mano.

- Adiós, Carmack -dijo.

Los dos hombres cambiaron un apretón de manos.

- Adiós, Reordon - se despidió Carmack.

Y permaneció fumando su cigarrillo mientras observaba cómo su amigo cruzaba la gris arena de la playa y se metía en el agua hasta que ésta le cubrió la cabeza. Antes de desaparecer, Reordon nadó unas docenas de metros.
  
Tras unos momentos, Carmack apagó su cigarrillo y echó un vistazo a su alrededor. Luego él también se metió en el agua.

A lo largo de la costa se alineaban un millón de coches vacíos. 


FIN

El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el que hacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhiben, las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado. 

Nicolas Yantchevsky - Fotógrafo Francés

Nicolas Yantchevsky - Nació en 1924 / 1972, Hijo de padres inmigrantes rusos,  se inició como periodista en "Point de Vue - Pictures of the World", antes de convertirse en un fotógrafo de "Presses de la Cité". Tomaba imágenes caminando por las calles de París, mientras que la búsqueda de imágenes evocadoras previstas para ilustrar las portadas de novelas escritas por gente como George Augustus Simeón y Auguste le Breton. El aspecto "vintage" única de fotografías de tesis es debido al hecho de que se habían perdido todos los negativos; las imágenes son las realizadas por el propio Yantchevsky Entre los años de 1953 y 1956 en papel Agfa.











































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el que hacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhiben, las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.