viernes, 31 de octubre de 2014

Gabriele Rigon - Fotógrafo Italiano

Gabriele Rigon - Nació en 1961 en la región italiana de Friuli, tiene una historia muy particular. Tras convertirse en piloto del ejército italiano, comenzó a tomar fotografías durante misiones de paz de militares que lo llevaron a muchos de los puntos calientes de nuestro planeta como Namibia, Kurdistán, Albania, Líbano, Somalia, Irak y Afganistán. Desde entonces, ha viajado capturando la realidad dando fiel testimonio del contexto armamentista en Namibia, Kurdistán, Albania, Somalia y el Líbano. No obstante su amor por la belleza y la gestualidad femenina, lentamente se ha convertido en su especialidad dividendo su tiempo entre su pasión por el pilotaje y la mujer.

Se le considera un ecléctico que va desde los reportajes de guerra hacia el desnudo femenino, desde la moda hasta el espacio. Para él, la fotografía es una herramienta increíble. Dice que sólo la fotografía le permitió estar en este tipo de lugares diferentes en un lapso de tiempo de menos de un mes, como Kabul para documentar la guerra, Houston para el entrenamiento de astronautas junto con el astronauta italiano Paolo Nespoli, y finalmente en Milán durante el "Semana de la Moda" para decirle al mundo de la belleza y lo efímero. Gran amante y entusiasta de la fotografía, en los últimos 15 años, ha sido capaz de establecerse en el ámbito nacional e internacional gracias a su interpretación personal de la belleza femenina. 

Él llevó a cabo, y sostiene, "Maestros" de la fotografía en Canadá, Estados Unidos, Rusia, Hungría, Alemania, Francia, Austria, Moldavia, Bosnia y Suiza, y por último pero no menos importante, en Italia, donde se le considera uno de los 12 más importantes fotógrafos nacionales. Más de 60 portadas de libros, que se exhiben en decenas de exposiciones en todo el mundo, sus fotografías han sido publicadas por las revistas nacionales e internacionales más importantes sobre la fotografía y la moda. Su atención se dirige particularmente a la figura femenina, que inspira tanto en la forma y el erotismo, "EROS", no la desnudez, sino la esencia misma de la feminidad. Él considera el desnudo como lo femenino, lo seductor, lo irresistible y una de las más bellas formas de la naturaleza, y para ello debe ser amado, valorado y celebra con todas las formas de arte, como lo hace a través de la fotografía. 



































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el que hacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhiben, las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado. 

Juan Carlos Onetti - La Mano

A los pocos días de entrar en la fábrica, cuando pasaba para ir al baño, oyó que algunas compañeras murmuraban y del murmullo le quedó el desprecio:

–La leprosa.

Por su mano enguantada, la que durante años anteriores al guante supo esconder en la espalda o en la falda o en la nuca de algún compañero de baile.

No era lepra, no había caído ningún dedo y la intermitente picazón desaparecía pronto con el ungüento recetado. Pero era su mano enferma, a veces roja, otras con escamas blancas, era su mano y ya era costumbre quererla y mimarla como a un hijo débil, desvalido, que exigía un exceso de cariño.

Dermatitis, había dicho el médico del Seguro. Era un hombre tranquilo, con anteojos de vidrios muy gruesos. “Le dirán muchas palabras y le recetarán nombres raros. Pero nadie sabe nada de eso para curarla. Para mí, no es contagioso. Y hasta diría que es psíquico”.

Y ella pensó que el viejo tenía razón porque, sin ser enana, su altura no correspondía a su edad; y su cara no llegaba a la fealdad, se detenía en lo vulgar, chata, redonda, ojos tan pequeños que su color desteñido no lograba mostrarse.

Así que para el baile de fin de año que ofreció el dueño de la fábrica para que los asalariados olvidaran por un tiempo sus salarios, consiguió comprarse un par de guantes que escondían las manos y trepaban hasta los codos.

Pero por miedo o desinterés nadie se acercó a invitarla a bailar y pasó la noche sentada y mirando.

Al amanecer, ya en su casa, tiró los largos guantes a un rincón y se desnudó, se lavó una y otra vez la mano enferma y en la cama, antes de apagar la luz, la estuvo sonriendo y besando. Y es posible que dijera en voz baja las ternuras y los apodos cariñosos que estuvo pensando.

   Se acomodó para el sueño y la mano, obediente y agradecida, fue resbalando por el vientre, acarició el vello y luego avanzó dos dedos para ahuyentar la desgracia y acompañar y provocar la dicha que le estaban dando.

FIN

El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el que hacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhiben, las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado. 

Bridget Louise Riley - Pintora Británica

Bridget Louise Riley - Nació en Norwood, el 25 de abril de 1931. Estudió entre los años 1949 a 1952 en el colegio normal superior de Norwood, donde se especializó en dibujo, y más tarde en la Royal Academy. A finales de la década de 1950 le influyó el puntillismo de Georges Seurat, ya que el pintor Maurice de Sausmarez, gran admirador de la obra de Riley, a la que más tarde dedicaría un trabajo monográfico (1970), la persuadió para estudiarlo. Sin embargo, Riley alcanzó una gran reputación a través de las obras abstractas que ejecutó en la década de 1960, celebrándose más tarde diferentes exposiciones retrospectivas de sus trabajos, como la que organizó en 1971 la Galería Hayward.

La importancia de Riley se debe a su contribución al desarrollo del Op Art como figura destacada dentro de ese movimiento artístico. Creó complejas configuraciones de formas abstractas diseñadas para producir efectos ópticos llamativos.Además de influir en el trabajo de artistas de otros países, tuvo diferentes ayudantes que completaron muchas de sus pinturas siguiendo sus diseños e instrucciones. Este hecho hace hincapié en que, al igual que la mayor parte del arte de finales del siglo XX, el elemento conceptual de su trabajo llega a ser más importante que la cualidad individual de su ejecución.



































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el que hacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhiben, las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.