miércoles, 30 de septiembre de 2015

Nanoo G. - Fotógrafa, Artista Digital Francesa

Nanoo G. - Vive en París, se sirve de pinceles y texturas digitales para convertir sus autorretratos en expresiones artísticas de si misma y de lo que le rodea. Interrumpió su tarea laboral como diseñadora de interiores con el nacimiento de sus dos hijos. Cuando los cuidaba comenzó a pintar, copiando fotografías. Un acontecimiento doloroso en su vida la condujo a expresarse sobre un lienzo blanco. El arte de la fotografía fue llegando de manera natural, comenzó utilizando sencillas cámaras y posteriormente haciendo retoques en las fotos con su webcam. Luego utilizará una básica réflex digital que le posibilita realizar un enorme cambio en sus creaciones. Su trabajos de autorretratos manipulados digitalmente con photoshop son increíbles, tanto que elevan a sus composiciones a la categoría de arte. Nos hace llegar una feminidad sin atributos. Sus trabajos son desarrollados principalmente en blanco y negro en la escala de los grises, utilizando toques de rojo para añadirle fuerza y consistencia en sus creaciones. Se inspira en los malo sueños, en pensamientos desagradables y/o en esos recuerdos que nos hacen arder el alma. Es una artista misteriosa, intrigante y envuelta en una inquietante áurea perturbadora. A través de sus creaciones deja que se escapen los demonios y fantasmas que agazapados acechan en la obscuridad. Sus imágenes se convierten en el necesario escape a sus propios temores, porque expresarlos de manera creativa como hace ella es asumirlos, dando el primer paso hacia la curación.

Todos tenemos algo que ocultar. Un cierto lugar oculto dentro de nosotros que no quisiéramos que el mundo vea. Fingimos que todo va bien, envolviéndonos en un arco iris. Y quizás todo sea para bien, pero algunos de esos lugares son más oscuros que otros…





































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el quehacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhibe las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.    

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.

martes, 29 de septiembre de 2015

Cuento Anónimo Lituano - Egle, la reina de las áspides

Hace muchísimos años, tantos que ya ni se recuerdan, vivía un matrimonio de ancianos. Tenían doce hijos y tres hijas: la menor se llamaba Egle. Un atardecer de verano, las tres hermanas fueron a bañarse. Jugaron en el agua hasta que se puso el sol. Entonces volvieron a la orilla para vestirse. Pero Egle encontró un áspid dentro de la manga de su camisa; se asustó y comenzó a gritar. La hermana mayor cogió una estaca para ahuyentar al áspid. Y de pronto, éste dijo a Egle con voz humana:

 - Egle, prométeme que te casarás conmigo y me iré sin haceros daño.

 La niña se echó a llorar. ¡Cómo iba a casarse con un áspid!

 - ¡Devuélveme mi camisa y vete! - le dijo.

 - ¡Sólo si prometes casarte conmigo! - dijo el áspid.

 Egle tuvo que prometer al áspid que se casaría con él. En ese momento, el áspid salió de la camisa y se sumergió en el mar.

 A los tres días, apareció en el jardín de la casa de Egle un regimiento de áspides, reptando lentamente. Unos treparon por la valla y otros se enrollaron en los troncos de los árboles. Los encargados del casamiento entraron en la casa para hablar con los ancianos padres, y éstos no tuvieron más remedio que entregar a su hija.

 Los áspides y la joven llegaron a la orilla del mar. Y al instante, se levantaron dos enormes olas, y en lugar de un áspid apareció un muchacho joven y muy atractivo: el rey de las aguas.

 En el fondo del mar se celebró un gran banquete y Egle se casó con el áspid.

Con el paso del tiempo la muchacha se tranquilizó y se acostumbró a la vida bajo las aguas. Olvidó a los suyos y olvidó su tierra.

 Pasaron nueve años. Egle tuvo tres hijos y una hija. El mayor se llamaba Roble, el segundo, Fresno, el tercero Álamo y la niña, Álamo Temblón. Un día, el mayor dijo a su madre:

 - Madre, nunca nos ha hablado de tu familia. ¿Dónde viven tus padres?

 Entonces, Egle se acordó de sus padres y hermanos, recordó su tierra. Y sintió la necesidad de volver a su país, quería ver a los suyos.

El áspid acompañó a Egle y a sus cuatro hijos a la orilla del mar.

 - Dentro de un mes debéis regresar, que nadie os acompañe. Cuando llegues a la orilla llámame así: "Áspid, áspid. Si estás vivo, espuma de leche. Si estás muerto, espuma de sangre". Si estoy vivo, vendré a buscaros. Pero si la espuma es roja, sabrás que he muerto. No descubrirás a nadie cómo debéis llamarme.

Egle y sus hijos volvieron a su tierra. Sus padres y hermanos se alegraron mucho de verlos, y escucharon fascinados lo que Egle les contó sobre sus vidas bajo las aguas. Pero cuando les dijo que tenía que regresar en un mes, sus hermanos idearon un plan para retener a su hermana y sus sobrinos con ellos para siempre, en la tierra.

 Una noche, llevaron a los cuatro niños al bosque, encendieron una hoguera y, uno a uno, les obligaron a decir cómo podrían hacer salir a su padre a la superficie del mar. Los chicos, a pesar de los golpes que les propinaban sus tíos, no dijeron una palabra. Pero la niña estaba asustada y no tardó en revelar el secreto.

 Al amanecer, los hermanos de Egle cogieron unas guadañas y se dirigieron a la orilla del mar. Llamaron al áspid y, cuando éste apareció entre la espuma, le cortaron la cabeza con la guadaña.

Pasó el mes y Egle y sus hijos debían volver junto al áspid. Los hermanos no dijeron nada y la dejaron partir.

 - Aspid, áspid. Si estás vivo, espuma de leche. Si estás muerto, espuma de sangre - dijo Egle.

 El mar se agitó desde sus profundidades, y se destacó entre las demás una enorme ola de espuma roja. Egle escuchó la voz de su marido entre el rugido del mar.

 - Tus hermanos me mataron con guadañas. Nuestra hija, Alamo Temblón, nos ha traicionado.

 Desesperada, Egle miró a sus hijos y dijo:

 - Que mi hija pequeña se convierta en Alamo Temblón, que tiemble día y noche, que las lluvias le purifiquen la boca, que el viento le peine los cabellos. Y vosotros, mis queridos hijos, sed desde ahora árboles firmes. Yo seré un abeto.

 Y todos quedaron convertidos en árboles.

       Por eso, el roble, el fresno y el álamo son árboles fuertes, y el álamo temblón se estremece al menor soplo de viento.       

FIN

El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el quehacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhibe las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.

Antonio Roybal - Pintor Estadounidense

Antonio Roybal - es un artista figurativo de Santa Fe, Nuevo México. Comenzó a dibujar a una edad temprana con el fin de comunicarse con sus dos hermanas sordos. En una época, se mudó al sur de California, donde vivió hasta los siete años, luego pasó el resto de su infancia en Nueva México. En el estudio de animación por ordenador en el Instituto de Arte de Colorado, se dio cuenta de su vocación en las bellas artes. Al regresar a Santa Fe, obtuvo un aprendizaje de un año con el artista francés, Jean Claude Gaugy. En el año 2000 fue elegido para estudiar personalmente con "El Príncipe de Austria", o como Dalí lo dijo, "El Dalí alemán", Ernst Fuchs. Estudiando en los talleres de Ernst Fuchs en el sur de Francia y en Mónaco, fue bautizado en un linaje de artistas europeos que tenían el conocimiento del Renacimiento del Norte, perdió la técnica de la pintura al óleo temple de huevo. La técnica Mische fue utilizada por grandes artistas como Jan Van Eyck y Leonardo Da Vinci. Con los años, ha desarrollado su propia técnica, mediante la incorporación de todo el conocimiento aprendido de los maestros flamencos a los métodos y medios empleados por Velázquez y otros. Mezcla y muele sus propios colores y utiliza sólo los mejores pigmentos importados disponibles.

Sus pinturas atemporales se basan en una amplia gama de influencias culturales que incluyen pinturas del Renacimiento, la iconografía religiosa y la cultura contemporánea. A menudo distorsiona o exagera sus figuras. Sus colores brillantes son refrescantes y embriagadores, mientras que sus inquietante figuras manieristas puedej ser intensas, juguetonas o meditativas. Femme fatales y fuertes mujeres nobles, hombres místicos y niños juguetones, llenan sus lienzos con narraciones que son enigmáticamente emotivos y conmovedores. La fe y la esperanza son los principales elementos psicológicos en el ápice de su obra. Está influenciado por una plétora de artistas: Jan Van Eyck, El Greco, Jean Delville y Hieronymus Bosch. Algunas de sus influencias contemporáneas son Ernst Fuchs, Remedios Varo, Neo Rauch y Mark Ryden.

Mostró su obra por primera vez en "The Oldest House" en los Estados Unidos, en Santa Fe, Nuevo México. Su trabajo se ha ganado un mayor protagonismo, comenzando en 2002 con el distinguido honor de ser nombrado uno de los 100 mejores artistas hispanos contemporáneos de The National Hispanic Cultural Center. Sus pinturas delicioso, lleno de luz continúan ganando la atención de los establecidos artistas, coleccionistas y galerías. Su trabajo ha aparecido en numerosas portadas de álbumes y reservar. Roybal sigue mostrando su obra en galerías y museos a nivel internacional. Él vive en Albuquerque, Nuevo México y mantiene un estudio en Santa Fe.


































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el que hacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhiben, las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.

Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.